asociación argentina de angus

La Raza

Características morfológicas de la raza AnGus

Descripción elaborada por la Comisión Técnica de la Asociación Argentina de AnGus y aprobada por su Comisión Directiva en el año 2000.

Características Exteriores

NIVELES ORIENTATIVOS DE CIRCUNFERENCIA ESCROTAL


Aplicables en las Exposiciones del Circuito AnGus

Categoría en P.P. Edad en meses C.E. Mínima Categoría en P.C.
Ternero Menor Hasta 11 meses    
Ternero Mayor 12 – 14 meses 32 cm  
Junior 15 – 19 meses 34 cm Diente de Leche (18 – 20 meses)
Dos Años Menor 20 – 23 meses 35 cm Dos Dientes (aprox. 24 meses)
Dos Años Mayor 24 – 29 meses 36 cm Cuatro Dientes (aprox. 30 meses)
Senior 30 ó más meses 38 cm Seis Dientes (aprox. 36 meses)

  1. ASPECTO GENERAL

    El AnGus es una raza productora de carne, reconocida por su precocidad reproductiva, facilidad de parto, aptitud materna y longevidad. Los ejemplares de la raza deben poseer buenas masas musculares y producir carne de buena calidad (veteada, tierna, jugosa, sabrosa, etc.). Deben ser voluminosos, de buena profundidad y con un buen balance o armonía de conjunto.

    Sus formas deben ser suaves, de contornos redondeados, con facilidad de terminación y sin acumulaciones excesivas de grasa. El temperamento debe ser activo, pero no agresivo, y ágil en sus desplazamientos, demostrando aplomos correctos y articulaciones fuertes. La piel debe ser medianamente fina, elástica, cubierta de un pelaje suave, corto y tupido de color negro o colorado. El peleche temprano es indicativo de una buena funcionalidad hormonal y por lo tanto de alta fertilidad.

  2. TAMAÑO

    Alejado de los extremos. Este tamaño intermedio le da equilibrio, funcionalidad y facilidad de terminación a pasto, así como también le permite ser muy eficiente en engorde a corral.

  3. MASAS MUSCULARES

    La musculatura debe ser suficientemente desarrollada y adecuada; su volumen muscular no debe ser excesivo para no afectar la fertilidad en las hembras, una de las principales características de la raza. Al decir masas musculares, significa que cuando se observa un animal terminado, se observe un conjunto de músculos indiferenciados formando su cuarto, su lomo, etc., sin notarse excesiva diferenciación intermuscular. El lomo debe ser bien ancho (buen ojo de bife) y los cuartos largos, con músculos bien descendidos hacia los garrones.

    En las hembras, las masas musculares de la paleta no deben ser prominentes y los cuartos musculosos pero en su expresión justa, es decir no excesiva para no desmerecer su función reproductiva.

  4. APLOMOS

    La corrección de sus aplomos es esencial para su funcionalidad. Nuestro sistema pastoril exige grandes desplazamientos. Teniendo en cuenta que la cría está ubicada en zonas de restringida oferta forrajera, de baja receptibilidad ganadera o en campos extensos, el buen desplazamiento es indispensable.

  5. PROFUNDIDAD CORPORAL

    La raza debe tener como biotipo una buena profundidad corporal, dada por el largo y buen arco costal, permitiéndole una mayor capacidad ruminal. La buena capacidad ruminal le permite incorporar importante cantidad de pasto que luego lo utilizará en su engorde o, en el caso de las madres, para optimizar su eficiencia reproductiva y producción lechera.

  6. EXPRESIÓN

    En el macho, la expresión de masculinidad está ligada al buen tamaño de sus testículos, fuerte masa muscular a nivel del cogote y peleche bien temprano.

    En la hembra, la expresión debe ser de gran femineidad, de cabeza pequeña y cogote suave bien insertado al cuerpo.

  7. CABEZA

    En las hembras debe ser chica y afinada y con orejas medianas levemente inclinadas hacia arriba y con buena pilosidad.

    La del macho debe ser con morro fuerte y buena expresión en las mandíbulas. El ancho debe ser orientativamente dos tercios respecto del largo, más redondeada y ancha que la de la hembra y con orejas más chicas. En ambos, mocha y con poll bien marcado.

  8. COGOTE

    En la hembra, de buen largo y fino y con suave inserción en la cabeza y cuerpo, mientras que en el macho, más ancho y con mayor prominencia superior (testuz).

  9. CUERPO

    Bien profundo, con gran arco costal, largo y con lomo ancho.

  10. CADERA

    En las hembras, ancha y con buena apertura de isquiones (canal de parto). En el macho, sólida y plana a nivel del cuadril. Para ambos, sin polizones en la inserción de la cola.

  11. PECHO

    Tanto en machos como en hembras se acepta cierta adiposidad no excesiva. Este leve engrasamiento está ligado a una mejor funcionalidad.

  12. CUARTOS Y NALGAS

    Anchos, profundos, de musculatura sólida no exagerada (sobre todo en las hembras), largos y lo más descendidos posibles a nivel de la babilla (tercio distal).

  13. GARRONES

    Sólidos, netos y bien angulados. En el macho, además, fuertes.

  14. PATAS

    Medianas, con hueso fuerte, bien aplomadas y separadas indican buena aptitud carnicera.

  15. PALETAS

    Con tendencia a paralelas y no angulosas (vistas de arriba), indicando buen ancho de lomo. La musculatura exterior debe ser sólida, no exagerada, de lo contrario comprometería su facilidad de parto.

  16. MANOS

    Medianas, bien aplomadas.

  17. PIEL

    De espesor fino, y pelo suave y corto.

  18. TESTÍCULOS

    Bien descendidos y sin exceso de grasa escrotal. En cuanto a las medidas, ver tabla "Niveles orientativos de circunferencia escrotal".

  19. UBRE

    De tamaño intermedio, no excesivamente cubierta de pelos, correctamente conformada e implantada, con cuartos bien desarrollados y simétricos y con pezones finos de tamaño medio.